Método de trabajo

Uno de los puntos clave en mi libro: He tardado casi un año y medio en tenerlo acabado. Puede parecerte mucho, o quizá poco tiempo.

Por supuesto, este no es mi trabajo a tiempo completo. Mi trabajo “de verdad” consume unas diez horas cada día, incluyendo los traslados. Y después tengo a mi familia, un gran soporte sin el que no sé dónde estaría hoy. Entonces, ¿Cuándo escribo?

Obviamente, en ratos perdidos.

Por motivos de trabajo (del de verdad), tengo que viajar bastante, y me veo obligado a llevar un ordenador portátil. Tengo muchos ratos muertos (viajes en tren, avión, noches de hotel con jet-lag o sin él…), en los que intento desconectar de mis tareas “oficiales”, curioseando por Internet (así me crucé con las noticias que dieron origen a este libro) o bien… escribiendo.

Y también escribo (esta vez, en mi ordenador personal) en mi casa, algunas noches en las que mi imaginación le puede al cansancio del día.

Al final, es una cuestión de perseverancia. Si puedes escribir un par de páginas o tres cada vez, al final te encontrarás (como hice yo) con doscientas, quizá trescientas. Date cuenta de que un libro “cualquiera” suele tener unas treinta líneas por página, o unas 300 – 350 palabras por página. Así que tres páginas suponen una mil palabras. Y es fácil escribir tres páginas de algo que te gusta, ¿no?

Pero completar unas cincuenta o sesenta mil palabras (las que tiene mi primer libro) no es el final del trabajo. Debes releerlo muchas veces, y siempre encontrarás fallos, erratas, o errores en la línea del argumento. Deberás reescribir capítulos enteros, quizá añadir personajes (o eliminar algunos sin importancia). Y date cuenta de que ahora la moda es escribir libros de 450 páginas o más… eso no es para mí. Al menos, no por ahora.

Una vez el texto está completo, es recomendable que lo lea otra persona, para detectar errores (de escritura, gramaticales, en la trama) que se te han pasado por alto. Y para ver si vale la pena publicarlo, claro.

Y finalmente, se debe hacer una edición diferente si se trata de un libro electrónico (ebook) o un libro en papel. Este proceso, junto con el del diseño de la portada, también puede llevar su tiempo…

Así que un año y medio para mi libro de 234 páginas me parece estupendo. ¿Y a ti?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *