Acerca de la portada…

Un cerebro humano en un recipiente. Fuente: Wikimedia commons / Gaetan Lee

¿Sabes? La portada actual de “Resurrección” no fue la primera opción. Sí tenía idea de presentar un cerebro en un recipiente; esto estaba más que claro. Pero había pensado en una gama de color blanco-amarillo-crema, quizá más acorde con un (viejo) laboratorio. El que tuviese cables conectados hubiese sido interesante, y de hecho encontré algunas imágenes, pero con condiciones de uso muy estrictas (y caras…).

La búsqueda de imágenes en Internet fue toda una odisea. Como podrás imaginar, me encontré de todo, desde imágenes de museos (donde los frascos de formol están etiquetados para describir lo que hay dentro, o bien con una referencia a una base de datos) hasta dibujos de diseñadores gráficos más o menos conocidos, en los que el contenido era, o bien demasiado macabro, o bien muy recargado.

Pero yo estaba buscando una imagen más limpia, para poder cumplir con los requerimientos de una portada de un libro electrónico: Ser llamativa en miniatura (de manera que los potenciales lectores puedan distinguirla al buscar en la tienda en línea) y tener suficiente espacio “neutro” como para poder incluir el título, también de manera legible en la miniatura.

Además, la imagen debía estar libre de derechos de autor. Como autor (y fotógrafo aficionado también), me tomo muy en serio el tema de la propiedad intelectual. Finalmente, encontré la imagen que puedes ver en la portada (firmada por MRZ in con derechos de uso CCo) en la página photocrops.com, y después de un par de ediciones (amplié el fondo y lo oscurecí con un fuerte viñeteado) el resultado ha sido el que puedes ver en el libro. Me han llegado críticas positivas de gente que ha leído el libro porque la portada les llamó su atención…

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *