Otro poquito de mi historia…

Hace ya más de veinte años (¡vaya!) tuve mi primer contacto con los programas de maquetación de publicaciones.

En aquél momento, había dos competidores principales. Por un lado estaba el Aldus Pagemaker (que con el tiempo pasaría a ser Adobe Pagemaker, y finalmente Adobe InDesign), y por el otro QuarkXpress. El primero era, quizá, más fácil para un usuario novato, mientras que el segundo tenía más potencia y estaba orientado a un mercado más profesional, con posibilidades de exportación a archivos EPS inmensos, necesarios para las imprentas de aquella época.

En cualquier caso, a finales de los años 90 del siglo pasado (ufff) me encontré en la Universidad colaborando con un par de asociaciones estudiantiles, y preparando las publicaciones de sus revistas con un equipo muy pequeño de gente. En aquél momento, aprendí a manejar estos programas, decantándome por Pagemaker, aunque al final los dos eran muy similares.

Curiosamente, no volví a utilizar este tipo de Software en unos quince años. Pero en 2012 me crucé con CreateSpace (filial de Amazon) y la publicación bajo demanda, y decidí ver qué había cambiado en ese entorno. Fue entonces cuando me encontré con Scribus, una herramienta OpenSource estupenda, y con todas las funciones que iba a necesitar. Lo mejor de todo, era completamente gratuita y me permitía trabajar en casa sin necesidad de hacer una inversión inicial.

Después de trastear bastante con el programa, me decidí a publicar mi primer libro, “Blanco y Negro con The GIMP“, lo que me llevó bastantes meses de ratos libres, preparando capturas de pantalla e imágenes de prueba. El libro todavía puede encontrarse en la tienda de Amazon (¡pero estoy trabajando en su actualización!).
A ese libro le siguieron otros más sencillos, algunos de ellos preparados directamente en Word. Pero seguí haciendo algunas cosillas con Scribus (como ayudar a María Piulestán a publicar su estupendo libro sobre Múnich con Niños, que tiene una versión en español y otra en inglés).

Con el tiempo, decidí que quería enseñar a más gente el uso de esta aplicación. Me enojaba que la gente no tuviese acceso a aplicaciones “de pago” como InDesign, simplemente por su precio (y, desde luego, no apoyo la piratería). Así que finalmente me lié la manta a la cabeza y edité mi libro “Manual Básico de Scribus” que, sin ser el mejor en ventas, sí está teniendo una buena acogida entre la comunidad de autores independientes. Y es que se puede producir publicaciones de calidad sin necesidad de hacer una inversión importante.

Hoy, el libro está disponible tanto en papel como en formato electrónico, en la mayoría de tiendas de Internet.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *