Dos mil palabras por día

En julio de 2017 publiqué mi primera novela, «Resurrección«. Se desviaba mucho de mis publicaciones habituales, la mayoría libros prácticos sobre edición de imagen, edición y publicación de libros. Si me has seguido en esta web, sabrás que supuso un gran esfuerzo, que sólo pude hacer en ratos libres a lo largo de casi tres años. El sprint final me permitió participar en el «premio literario para autores independientes 2017» de Amazon. Por supuesto, no gané.

Pero ese libro tenía que publicarse de manera urgente. Los hechos principales en los que se basaba (la propuesta de trasplante de cabeza completa por parte del doctor Canavero) ponían en riesgo la propia novela, que podía pasar de ser un cuento de ciencia ficción a sólo ciencia (y bastante imprecisa). Los hechos reales iban en paralelo a mi historia, y, por un momento, estuvieron a punto de adelantarla.

El rechazo de la comunidad científica en general, y la retirada del primer voluntario para este trasplante, hicieron que el doctor Canavero se replantease su estrategia, y comenzó a colaborar con doctores en China, que llevaban líneas de investigación similares. Si tenemos que creer en sus noticias, realizaron efectivamente este primer trasplante en la segunda mitad de 2018. Eso sí, con dos cadáveres. Así que no hubo forma de confirmar que las conexiones a la columna vertebral fuesen válidas, ni que el cuerpo receptor no fuese a rechazar la nueva cabeza.

Desde entonces, creo que el doctor ha leído mi novela, y se ha convencido de que la línea a seguir es la del trasplante de cerebro, fuera de la cabeza. Incluso ha propuesto trabajar con cerebros descongelados… siguiendo las propuestas de mi libro. Claro, que podría ser todo una cortina de humo, y quizá en un año o dos veamos al primer trasplantado en la televisión.

Pues bien, en cualquier caso, desde julio de 2017 ha habido más novedades. Tantas como para hacer que me plantee una continuación en otra novela. De hecho, hay novedades muy interesantes y, quizá, tan preocupantes como las que me motivaron a escribir el primer libro. Me temo que las técnicas que propuse en aquel primer libro estarán disponibles mucho antes de lo que yo pensaba… algo que dejará a esa historia como un gracioso (o no) anacronismo. ¿De qué novedades hablo? Tendrás que esperar a que publique mi segunda novela para conocerlas…

Aunque Amazon todavía no ha anunciado el concurso de este año, mi objetivo sería el de publicar para el mismo, aprovechando el tirón de la publicidad. Pero para eso necesitaría escribir unas dos mil palabras cada día, de aquí a julio… Algo que veo casi imposible, con mi nuevo trabajo «de verdad», el cambio de vida familiar y otro par de actividades que llevo en mis ratos libres. Ya veremos.

Ah, y tengo que encontrar la idea para la nueva portada (y el título, por cierto). Tengo un par de conceptos en mente… ¿Qué tal se te da el dibujo?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.