• Revolución

Malos tiempos para la autoedición…

EscritorioYa van tres casos independientes esta semana… El trabajo de autor independiente (quizá debería decir la afición…) está en riesgo, cada vez más…

Por un lado, parece que Amazon está teniendo un problema con el informe de ventas de libros (en papel y ebook) en su portal para autores independientes, KDP. Cada vez hay más gente, en los foros de su web, que se queja de tener ventas confirmadas que no aparecen en los informes. Eso supondría que Amazon está reteniendo beneficios de ventas que no se pagarán al autor. Oficialmente, Amazon ha reconocido que hay un problema, y que están trabajando en ello. Pero no han dado más información, así que no sabemos si estamos afectados, ni cuántas ventas hemos hecho, ni cuántas de estas acabarán generando un royalty por derechos de propiedad intelectual…

Pero hay más. Esta semana, Jorge Balderas (puedes ver su entrevista aquí) por fin se ha decidido a publicar su caso, en el que una editorial de (ahora) dudosa legitimidad parece que está llevando a cabo actividades poco claras, mediante cobros a los autores por adelantado, y sin dar el servicio o el producto acordado inicialmente. Puedes leer su caso en la entrada que ha puesto en Facebook, en este enlace. Recuerda, si una editorial está interesada en tu obra, debes revisar la letra pequeña. Deberías evitar los pagos por adelantado, o al menos asegurarte de que todas las condiciones quedan claras por escrito (¡y con fechas!) a la hora de firmar un contrato.

Y, para rizar el rizo, me he encontrado en Twitter con el caso de Carles Ponsí, ilustrador, que ha sido rechazado por una editorial por no tener un número suficiente de seguidores en las redes sociales… ¿Pero qué es esto? Una editorial debería interesarse en el contenido de las publicaciones, en aumentar sus fondos con nuevas incorporaciones – pero lo que parece que buscan, en esta época de influencers donde cualquiera puede poner su foto en una portada, es que los autores les hagan promoción a ellos… Por supuesto, su «hilo» en Twitter ha desatado la ira de todos los autores independientes (y los que no lo son). Puedes leer el hilo en este enlace.

Obviamente, no hay mucho que pueda hacer por mi parte. Yo seguiré escribiendo, publicando libros prácticos y alguna novela de vez en cuando. Pero, cada vez más, me doy cuenta de que los autores siguen dependiendo de las grandes editoriales, poco abiertas a experimentos, si quieren de verdad ganar dinero con esto. O bien, tiene que surgir otra forma de trabajar en la que se eliminen gran parte de los intermediarios. Aun así, parece que las redes sociales también se están sobreexplotando, saturadas, inundadas de autores (como yo mismo) lanzando sus anuncios a un público cada vez más limitado por los algoritmos de publicidad y visibilidad de contenidos… Nuestros anuncios (sin pagar…), nuestras publicaciones llegan cada vez a menos gente.

¿Tienes algún amigo/a o conocido/a que se dedique a la escritura y publique de manera independiente? Apóyale, comparte sus novedades, cómprale (si puedes) un libro. Estas acciones, poco a poco, conseguirán darle una nueva forma al mundo de la publicación independiente. Si queremos trabajar de manera independiente, quizá también debamos independizarnos de las grandes empresas (¿y de Amazon?), y también de las redes sociales. Ahora, la pregunta clara es ¿Cómo hacerlo?. ¿Tienes alguna idea? Cuéntamela aquí abajo… ¡y comparte este post!

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail
Marcar el Enlace permanente.