Finalistas del concurso Amazon 2017

No, obviamente mi libro no está entre los finalistas (y no lo esperaba…). Mi apuesta personal, “La Torre Tesla” de Rubén y Juan Vicente Azorín, tampoco está en la lista, de la misma manera que no está “Cualquiera Menos Tú“, de Gema Samaro, otro de los favoritos. De hecho, no está ninguno de los cinco libros más populares de hace unos días. Si estás buscando algo nuevo que leer, estas son las apuestas de Amazon:

Como en todo concurso, la opinión de Amazon (que las reglas ya indican que NO deben justificar) es respetable como cualquier otra. Aquí tienes las sinopsis y enlaces a la tienda de Amazon en España (para US o México, sólo tienes que cambiar el “.ES” por “.COM” o bien “.CO.MX”):

El amargo don del olvido, de A. V. San Martín. Policíaca, Negra y Suspense.

“Aquí es donde debería dejar impresas esas pequeñas pinceladas que resuman la historia de este libro. Pero la verdad es que poco importa que describa cómo es Inés, su protagonista; que narre de forma atrayente su pasado o deje constancia del incendio que todo lo trunca porque todo lo que diga puede ser cierto, o no, o tal vez cambiar antes de que termines de leer esta sinopsis.
También puedo incluir una descripción sobre Oliver y esa extraña relación amor-odio que mantienen, pero antes deberás asegurarte de que Oliver es de verdad quien sospechas.
Así que no importa de qué forma lo resuma porque, en realidad, la historia podría ser otra…

Bajo el puente de los vientos, de J. de la Rosa. Ficción Histórica. 

¿Qué más podía pedirle a la vida? ¿Qué podía salir mal a partir de ahora? Podía desear lo único que me faltaba: auténtico y verdadero amor. Temblar de amor. Reír de amor. Sufrir de amor.
Año de 1785. La joven Isabel de Velasco es arrastrada a Francia para satisfacer los planes que su tía Margot tiene para ella. Pero no ha contado con que Isabel es rebelde, decidida y poco dada a los convencionalismos pese a su juventud y posición social. Y menos aún que una extranjera en Francia, destinada a acompañar a la Reina, se enamore de un simple médico rural, Ethan Laserre, que además abraza ideas revolucionarias.
Dos mundos antagónicos que se enfrentan. Uno que agoniza, donde Isabel es el centro de la sociedad, y otro que nace con fuerza y donde Ethan es uno de sus impulsores. Y en medio el amor de un hombre y una mujer que deben elegir entre lo que son y lo que desean ser envueltos en los sangrientos vaivenes de la Revolución Francesa.
Bajo el Puente de los Vientos cuenta una historia de amor y de revolución a lo largo de diez años, donde la vida no vale nada y la pasión es la única guía.
J. de la Rosa es un conocido autor, miembro de la Romance Writers of America, que ha obtenido, entre otros, el Premio Titania de Novela.

El coleccionista de flechas, de Cristian Perfumo. Acción y Aventura. 

¡UN NUEVO THRILLER DEL AUTOR MÁS LEÍDO DE LA PATAGONIA!
La calma de un pueblo patagónico se rompe cuando uno de sus vecinos aparece muerto y torturado en su sofá.
Para Laura Badía, experta en criminología, este es el caso de su vida. Además de la brutalidad del homicidio, de la casa de la víctima faltan trece puntas de flecha talladas hace miles de años por el pueblo tehuelche. La colección, de la que todos hablan pero casi nadie ha visto, contiene la respuesta a uno de los misterios arqueológicos más importantes de nuestra época. Su valor científico es incalculable. Su precio en el mercado negro, también.
Ayudada por un arqueólogo, Laura se verá arrastrada en una peligrosa búsqueda que la llevará del famoso glaciar Perito Moreno a los rincones más remotos y menos visitados de la Patagonia.

Los crímenes del Lago, de Gemma Herrero Virto. Terror.

En el verano del año 2001 tres niños aparecen muertos en las aguas del lago Champlain, en Vermont. Eric, un niño de doce años, pierde a Anne Austen, la chica de la que está enamorado. Además, durante las noches, sus sueños se ven interrumpidos por las visitas de los fantasmas de las víctimas. Aterrado y al borde de la locura, sus padres se lo llevan del pueblo para que pueda olvidar.
Durante quince años, la vida de Eric parece normal. Las apariciones no han vuelto a presentarse y ha conseguido convencerse de que todo aquello sólo fue fruto de su imaginación infantil desbordada por aquellos terribles acontecimientos. Eso es lo que piensa hasta que un día encuentra un libro, escrito por una tal Anne Austen, en el que se narran con todo detalle los crímenes que sucedieron aquel verano. Y las apariciones regresan…

El Legado de Ava, de Elena Fuentes Moreno. Ficción Contemporánea.

Ava no es una mujer común, tampoco una buena persona, pero si le das la mano, te conducirá hacia el interior de una historia fascinante: su vida. Su existencia comenzó cuando sus padres dejaron atrás una humilde realidad, en busca de oportunidades y promesas de un futuro mejor. No podían imaginar que tras las fronteras de España, les esperaba una vida completamente diferente en escenarios con los que jamás osaron ni soñar y sobre los que se asentará un legado que perdura hasta nuestros días.
Tras los recuerdos de Ava no encontrarás justificación, ni tan siquiera expiación, pero quizá sí halles las respuestas que te permitirán comprender los impulsos ocultos por los que tomó las peores decisiones de su vida.

El legado de Ava:

AVA
1992, Marbella
Es normal que me odies, yo lo hago todos y cada uno de los días de mi existencia, pero debes comprender… cuando llegas al terrible momento, en el que la superficie de tu vida son las profundidades de la existencia que dejaste atrás, ya solo te queda intentar comprender cómo has llegado hasta aquí.
Me esforzaré en explicarte mis decisiones, quizás para justificar ante mí misma lo que hice. Será un vacuo intento de exonerar mi culpa, soy consciente. Ingrid, solo te pido que leas esta carta con detenimiento, ya que será nuestro primer y último momento de intimidad…


¿Qué te parece la selección de Amazon? Deja aquí abajo tu comentario…

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Sobre el concurso de Amazon…

Hace ya una semana que acabó oficialmente el plazo para presentar libros al concurso para autores independientes de Amazon 2017. Curiosamente, la cifra de libros disponibles sigue aumentando… Por lo que he podido leer en los foros, hay gente que entregó dentro de plazo (hasta el 31 de agosto) pero ha tenido problemas en el registro.

En cualquier caso, Amazon sigue sin aclarar cómo va a hacer la selección de los cinco finalistas. Se supone que un grupo de expertos los escogerá basándose (cómo no) en sus posibilidades comerciales, a partir del día 15 de Septiembre… o sea, la próxima semana.

Si te apetece leer algo nuevo (que no sea mi libro…), nos fijamos en la página oficial del concurso, y filtramos por popularidad, estos serían los cinco primeros libros:

La torre Tesla, de Rubén y Juan Vicente Azorín Antón. Thriller policíaco con toques de ciencia, historia y crítica social. Ha recibido gran cantidad de reseñas desde diferentes blogs literarios.

 

 

Cualquiera menos tú, de Gema Samaro. Una comedia romántica, con muchos personajes que se entrecruzan en unas vacaciones en Ibiza.

 

 

Keppler 22: Un planeta, dos mundos, de A.M. Vozmediano. De nuevo, ciencia ficción, esta vez reflexionando sobre los avances de la tecnología y la necesidad (o no) de volver a la naturaleza…

 

 

Ojos y Piernas, de Miguel Ángel Itriago Machado. Una novela romántica llena de intriga, humor y misterio, con un extraño triángulo amoroso…

 

 

Sito, el osito en mi memoria, de Wilbur Bear. Relato infantil “autobiográfico”, en el que el autor presenta su relación con un osito, y cómo le influyó durante su vida. Un canto a la convivencia.

 

 

Sí, lo sé. Stephen King acaba de sacar un libro. E Isabel Allende ha hecho lo mismo. Pero una de las condiciones de Amazon fue la de buscar precios ajustados – algo que todos los autores hemos hecho. ¿Por qué no darles una oportunidad?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Acerca de la portada…

Un cerebro humano en un recipiente. Fuente: Wikimedia commons / Gaetan Lee

¿Sabes? La portada actual de “Resurrección” no fue la primera opción. Sí tenía idea de presentar un cerebro en un recipiente; esto estaba más que claro. Pero había pensado en una gama de color blanco-amarillo-crema, quizá más acorde con un (viejo) laboratorio. El que tuviese cables conectados hubiese sido interesante, y de hecho encontré algunas imágenes, pero con condiciones de uso muy estrictas (y caras…).

La búsqueda de imágenes en Internet fue toda una odisea. Como podrás imaginar, me encontré de todo, desde imágenes de museos (donde los frascos de formol están etiquetados para describir lo que hay dentro, o bien con una referencia a una base de datos) hasta dibujos de diseñadores gráficos más o menos conocidos, en los que el contenido era, o bien demasiado macabro, o bien muy recargado.

Pero yo estaba buscando una imagen más limpia, para poder cumplir con los requerimientos de una portada de un libro electrónico: Ser llamativa en miniatura (de manera que los potenciales lectores puedan distinguirla al buscar en la tienda en línea) y tener suficiente espacio “neutro” como para poder incluir el título, también de manera legible en la miniatura.

Además, la imagen debía estar libre de derechos de autor. Como autor (y fotógrafo aficionado también), me tomo muy en serio el tema de la propiedad intelectual. Finalmente, encontré la imagen que puedes ver en la portada (firmada por MRZ in con derechos de uso CCo) en la página photocrops.com, y después de un par de ediciones (amplié el fondo y lo oscurecí con un fuerte viñeteado) el resultado ha sido el que puedes ver en el libro. Me han llegado críticas positivas de gente que ha leído el libro porque la portada les llamó su atención…

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Una curiosidad…

En mi libro “Resurrección“, un par de escenas suceden en una cafetería “de las de toda la vida” en Zaragoza. Pues bien, por si no te lo has imaginado, esa cafetería es el Restaurante Canfranc, el negocio familiar que lleva en pie más de 35 años.

Ya que iba a escribir una historia que sucedía en Zaragoza, no estaba de más incluirlo, ya que el Canfranc es indudablemente una parte de la historia de Zaragoza también.

Actualmente el negocio sigue a toda máquina, y es uno de los mejores sitios donde podrás comer comida tradicional en el centro de la ciudad. Y sí, el servicio es muy amable. Lo sé por experiencia 🙂

Puedes seguir las actividades de la cafetería en su página de Facebook. Si le das a “Me gusta” te lo agradecerán. Pero mejor, si puedes, pásate a tomar un café.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Por un instante…

De vez en cuando (con demasiada frecuencia, quizá…) compruebo cómo le va a mi libro en las listas de Amazon. Sé que hay millones de libros disponibles, y que mi nombre no es conocido entre los autores de ficción.

Sin embargo, esta mañana me he levantado con una sorpresa: Mi libro está el número tres entre los de pago en versión electrónica, en la sección de ciencia ficción “dura”.

Concretamente, eso quiere decir que hoy estaba por delante de libros como Dune de Frank Herbert, o El Monstruo de las Galletas, de Vernor Vinge (si no te suena este nombre, busca sus libros sobre la guerra de la paz).

Todavía quedan un par de semanas de concurso… me ayudas a seguir ahí arriba, compartiendo este post?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Fe de erratas…

Tenía que llegar. Aquí tienes mi “mea culpa”. Mi libro no es, por supuesto, perfecto. Y no lo es por muchos motivos. Por supuesto, es el primero, y podría escudarme en mi inexperiencia o, tal y como dije en un post anterior, en mis “prisas” por publicar durante 2017.

A pesar de que considero que está bien escrito (y las primeras opiniones externas también van en esa línea), algunos “nuevos colegas” ya me han indicado que, debido a mi proceso de escritura poco regular, tengo algunos capítulos o secciones donde repito ciertos términos (¡cerebro!) demasiadas veces.

Además, utilizo ciertas expresiones de manera poco coherente. Por ejemplo, en las primeras páginas indico que el cerebro (de nuevo…) parece flotar en un líquido, y poco después indico que, de hecho, flota.

Y una curiosidad: En el texto hago referencia a los robots de última generación de la empresa Honda. Pero el error es que hablo de Aibo, que semeja un perro, cuando en realidad quería hablar de Asimo, un humanoide de alrededor de un metro y medio. Este error saldrá corregido en la versión definitiva, que publicaré (además de en Amazon) en el resto de tiendas en línea.

¿Has visto tú algún error que debería corregir antes de publicar el libro en más canales de ventas? Te agradeceré mucho que me lo comuniques mediante el formulario de contacto de esta web… quizá te ganes un ejemplar firmado (del original con el error, o del nuevo corregido, eso es cosa tuya)…

Por supuesto, la edición original del libro, con todos sus errores, quedará como una curiosidad… Que me echarán en cara si un día llego a hacerme famoso con esto. Tiempo al tiempo.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Método de trabajo

Uno de los puntos clave en mi libro: He tardado casi un año y medio en tenerlo acabado. Puede parecerte mucho, o quizá poco tiempo.

Por supuesto, este no es mi trabajo a tiempo completo. Mi trabajo “de verdad” consume unas diez horas cada día, incluyendo los traslados. Y después tengo a mi familia, un gran soporte sin el que no sé dónde estaría hoy. Entonces, ¿Cuándo escribo?

Obviamente, en ratos perdidos.

Por motivos de trabajo (del de verdad), tengo que viajar bastante, y me veo obligado a llevar un ordenador portátil. Tengo muchos ratos muertos (viajes en tren, avión, noches de hotel con jet-lag o sin él…), en los que intento desconectar de mis tareas “oficiales”, curioseando por Internet (así me crucé con las noticias que dieron origen a este libro) o bien… escribiendo.

Y también escribo (esta vez, en mi ordenador personal) en mi casa, algunas noches en las que mi imaginación le puede al cansancio del día.

Al final, es una cuestión de perseverancia. Si puedes escribir un par de páginas o tres cada vez, al final te encontrarás (como hice yo) con doscientas, quizá trescientas. Date cuenta de que un libro “cualquiera” suele tener unas treinta líneas por página, o unas 300 – 350 palabras por página. Así que tres páginas suponen una mil palabras. Y es fácil escribir tres páginas de algo que te gusta, ¿no?

Pero completar unas cincuenta o sesenta mil palabras (las que tiene mi primer libro) no es el final del trabajo. Debes releerlo muchas veces, y siempre encontrarás fallos, erratas, o errores en la línea del argumento. Deberás reescribir capítulos enteros, quizá añadir personajes (o eliminar algunos sin importancia). Y date cuenta de que ahora la moda es escribir libros de 450 páginas o más… eso no es para mí. Al menos, no por ahora.

Una vez el texto está completo, es recomendable que lo lea otra persona, para detectar errores (de escritura, gramaticales, en la trama) que se te han pasado por alto. Y para ver si vale la pena publicarlo, claro.

Y finalmente, se debe hacer una edición diferente si se trata de un libro electrónico (ebook) o un libro en papel. Este proceso, junto con el del diseño de la portada, también puede llevar su tiempo…

Así que un año y medio para mi libro de 234 páginas me parece estupendo. ¿Y a ti?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

“Mi” proceso literario…

Cuando me zambullí en la aventura de publicar mi primer libro de ficción, no tenía ni idea de por dónde empezar. O bien, tenía (mas o menos) claro el punto de partida de la historia, y cómo quería que acabase – con un mensaje positivo.

Pero no sabía cómo continuar. Sí había visto cómo trabajan otros escritores, con esquemas complicados, diagramas inmensos en una pared, o incluso con la ayuda de software dedicado, como Scrivener. Bueno, yo no tengo una pared tan grande (o no quiero utilizar una para eso), y no me acababa de convencer el tema del programa de gestión, y menos de pago.

Así que me lié la manta a la cabeza, e intenté crear la estructura en forma de texto: un par de líneas o un pequeño párrafo para cada escena o situación. Cada nuevo personaje o cada cambio en el argumento conllevaría un nuevo párrafo.

Una vez tenía unos diez párrafos sobre la historia principal, comencé a intercalar una segunda trama en paralelo (no te digo cuál – lee el libro), añadiendo los nuevos personajes.

Después, fui insertando “pinceladas” de cómo se vería la situación desde fuera, añadiendo noticias y reportajes (por supuesto ficticios), y diferentes opiniones, en este caso de manifestantes. Ojo, la información que presento en las notas al pie es real, y tomada de diferentes fuentes de Internet (El libro incluye un listado de referencias al final).

Añadir la tecnología fue un paso añadido. Para ello, ya había decidido las fechas en las que sucedería la trama (2029 – 2032), e intenté que formasen parte de la historia, pero sin forzar su aparición. Sé que los teléfonos móviles evolucionarán a algún tipo de asistente personal, y si no cambia nada la mayoría de coches serán eléctricos y autónomos para esas fechas. La carga de estos sin cables será una realidad en un par de años. Otros elementos (como los aero-taxis y los transportes urbanos aéreos) quizá no lleguen tan pronto – pero espero verlos algún día.

Por último me apetecía que la acción sucediese en un lugar conocido para mí. La ciencia-ficción no debe suceder siempre en Estados Unidos, ¿no? Y me consta que hay muy buenos equipos de investigación por todo el mundo… Elegí Zaragoza (mi ciudad natal) como ciudad de tamaño medio, donde la vida puede ser todavía relajada – como para seguir con costumbres como el café de la mañana en la cafetería “de toda la vida”. ¿La reconoces?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Justificación…

La siguiente entrada de esta serie de posts es, necesariamente, la de la justificación del libro. ¿Por qué ahora?

Como sabrás, llevo casi cinco años publicando diferentes libros prácticos, sobre edición de imagen y diseño gráfico. Hasta ahora, no había publicado ningún libro de ficción. Y mi principal motivo era la complicación de esa tarea.

Cada vez que buscaba información sobre el proceso de la escritura de ficción, el tema se volvía más y más complejo. Leí opiniones de autores, sus descripciones de las formas de trabajo que les funcionaban a ellos. Pero yo no podía dedicarme a tiempo completo, y no estaba dispuesto a pagar por software dedicado (como Scrivener) sin saber si me iba a funcionar a mí.

Pero a mediados de 2016 me crucé con un artículo que me sorprendió, me asustó e hizo que mi imaginación se disparase: Un anuncio de que el neurocirujano Sergio Cannavero iba a intentar un trasplante de cabeza completa a finales de 2017.

Ese post (que, por cierto, está incluido en la referencia del libro, al final) se hubiera quedado en eso, sólo una curiosidad.

Pero a lo largo de varios meses, casi hasta junio de 2017, han ido apareciendo otros artículos de tecnología y ciencia, sobre temas relacionados – y otros no tanto. Poco a poco, pude organizar una posible trama, con unas pinceladas de cómo sería el punto de partida y el final. Entre medio, ha pasado casi un año y medio, completando el hilo y añadiendo información, personajes y una historia, que ha terminado en este libro.

Y otro punto importante fue el de la línea temporal. Claramente, si quería que mi trama sucediese en el futuro, debía publicarlo “ya mismo”, para incluir una referencia a ese trasplante en tiempo pasado. Pero también debía colocar a los personajes en su momento justo. Uno de ellos, Ana (no voy a dar mucha más información…) fue la clave para definir las fechas en las que sucede toda la acción del libro.

Aún así, me temo que la tecnología irá mucho más rápido de lo que planteo, quizá con mucha discusión moral de fondo. Pero “necesitaba” que la acción sucediese alrededor de 2030, para justificar la edad de Ana.

Pues bien, la esperada operación de trasplante de cerebro, la trama del libro, y (por supuesto) la posibilidad de presentarlo al concurso de autores independientes de Amazon han hecho que pase bastante tiempo durante los últimos meses ordenando ideas, escribiendo escenas para conectarlas, y por último dando formato al libro en papel, para proporcionar una experiencia satisfactoria a mis lectores.

¿Ha sido precipitado? ¿Quizá hubiese debido esperar al año que viene? Seguramente, podrás argumentar que le falta contenido. Más profundidad en los personajes, escenas para redondear las explicaciones. Pero yo creo que no. Sé que el libro será “raro”, y quizá incluya demasiada información técnica. Pero pienso que los libros se escriben (al menos en parte) por sí mismos, y este ya está terminado…

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail