Fe de erratas…

Tenía que llegar. Aquí tienes mi “mea culpa”. Mi libro no es, por supuesto, perfecto. Y no lo es por muchos motivos. Por supuesto, es el primero, y podría escudarme en mi inexperiencia o, tal y como dije en un post anterior, en mis “prisas” por publicar durante 2017.

A pesar de que considero que está bien escrito (y las primeras opiniones externas también van en esa línea), algunos “nuevos colegas” ya me han indicado que, debido a mi proceso de escritura poco regular, tengo algunos capítulos o secciones donde repito ciertos términos (¡cerebro!) demasiadas veces.

Además, utilizo ciertas expresiones de manera poco coherente. Por ejemplo, en las primeras páginas indico que el cerebro (de nuevo…) parece flotar en un líquido, y poco después indico que, de hecho, flota.

Y una curiosidad: En el texto hago referencia a los robots de última generación de la empresa Honda. Pero el error es que hablo de Aibo, que semeja un perro, cuando en realidad quería hablar de Asimo, un humanoide de alrededor de un metro y medio. Este error saldrá corregido en la versión definitiva, que publicaré (además de en Amazon) en el resto de tiendas en línea.

¿Has visto tú algún error que debería corregir antes de publicar el libro en más canales de ventas? Te agradeceré mucho que me lo comuniques mediante el formulario de contacto de esta web… quizá te ganes un ejemplar firmado (del original con el error, o del nuevo corregido, eso es cosa tuya)…

Por supuesto, la edición original del libro, con todos sus errores, quedará como una curiosidad… Que me echarán en cara si un día llego a hacerme famoso con esto. Tiempo al tiempo.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Método de trabajo

Uno de los puntos clave en mi libro: He tardado casi un año y medio en tenerlo acabado. Puede parecerte mucho, o quizá poco tiempo.

Por supuesto, este no es mi trabajo a tiempo completo. Mi trabajo “de verdad” consume unas diez horas cada día, incluyendo los traslados. Y después tengo a mi familia, un gran soporte sin el que no sé dónde estaría hoy. Entonces, ¿Cuándo escribo?

Obviamente, en ratos perdidos.

Por motivos de trabajo (del de verdad), tengo que viajar bastante, y me veo obligado a llevar un ordenador portátil. Tengo muchos ratos muertos (viajes en tren, avión, noches de hotel con jet-lag o sin él…), en los que intento desconectar de mis tareas “oficiales”, curioseando por Internet (así me crucé con las noticias que dieron origen a este libro) o bien… escribiendo.

Y también escribo (esta vez, en mi ordenador personal) en mi casa, algunas noches en las que mi imaginación le puede al cansancio del día.

Al final, es una cuestión de perseverancia. Si puedes escribir un par de páginas o tres cada vez, al final te encontrarás (como hice yo) con doscientas, quizá trescientas. Date cuenta de que un libro “cualquiera” suele tener unas treinta líneas por página, o unas 300 – 350 palabras por página. Así que tres páginas suponen una mil palabras. Y es fácil escribir tres páginas de algo que te gusta, ¿no?

Pero completar unas cincuenta o sesenta mil palabras (las que tiene mi primer libro) no es el final del trabajo. Debes releerlo muchas veces, y siempre encontrarás fallos, erratas, o errores en la línea del argumento. Deberás reescribir capítulos enteros, quizá añadir personajes (o eliminar algunos sin importancia). Y date cuenta de que ahora la moda es escribir libros de 450 páginas o más… eso no es para mí. Al menos, no por ahora.

Una vez el texto está completo, es recomendable que lo lea otra persona, para detectar errores (de escritura, gramaticales, en la trama) que se te han pasado por alto. Y para ver si vale la pena publicarlo, claro.

Y finalmente, se debe hacer una edición diferente si se trata de un libro electrónico (ebook) o un libro en papel. Este proceso, junto con el del diseño de la portada, también puede llevar su tiempo…

Así que un año y medio para mi libro de 234 páginas me parece estupendo. ¿Y a ti?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

“Mi” proceso literario…

Cuando me zambullí en la aventura de publicar mi primer libro de ficción, no tenía ni idea de por dónde empezar. O bien, tenía (mas o menos) claro el punto de partida de la historia, y cómo quería que acabase – con un mensaje positivo.

Pero no sabía cómo continuar. Sí había visto cómo trabajan otros escritores, con esquemas complicados, diagramas inmensos en una pared, o incluso con la ayuda de software dedicado, como Scrivener. Bueno, yo no tengo una pared tan grande (o no quiero utilizar una para eso), y no me acababa de convencer el tema del programa de gestión, y menos de pago.

Así que me lié la manta a la cabeza, e intenté crear la estructura en forma de texto: un par de líneas o un pequeño párrafo para cada escena o situación. Cada nuevo personaje o cada cambio en el argumento conllevaría un nuevo párrafo.

Una vez tenía unos diez párrafos sobre la historia principal, comencé a intercalar una segunda trama en paralelo (no te digo cuál – lee el libro), añadiendo los nuevos personajes.

Después, fui insertando “pinceladas” de cómo se vería la situación desde fuera, añadiendo noticias y reportajes (por supuesto ficticios), y diferentes opiniones, en este caso de manifestantes. Ojo, la información que presento en las notas al pie es real, y tomada de diferentes fuentes de Internet (El libro incluye un listado de referencias al final).

Añadir la tecnología fue un paso añadido. Para ello, ya había decidido las fechas en las que sucedería la trama (2029 – 2032), e intenté que formasen parte de la historia, pero sin forzar su aparición. Sé que los teléfonos móviles evolucionarán a algún tipo de asistente personal, y si no cambia nada la mayoría de coches serán eléctricos y autónomos para esas fechas. La carga de estos sin cables será una realidad en un par de años. Otros elementos (como los aero-taxis y los transportes urbanos aéreos) quizá no lleguen tan pronto – pero espero verlos algún día.

Por último me apetecía que la acción sucediese en un lugar conocido para mí. La ciencia-ficción no debe suceder siempre en Estados Unidos, ¿no? Y me consta que hay muy buenos equipos de investigación por todo el mundo… Elegí Zaragoza (mi ciudad natal) como ciudad de tamaño medio, donde la vida puede ser todavía relajada – como para seguir con costumbres como el café de la mañana en la cafetería “de toda la vida”. ¿La reconoces?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Justificación…

La siguiente entrada de esta serie de posts es, necesariamente, la de la justificación del libro. ¿Por qué ahora?

Como sabrás, llevo casi cinco años publicando diferentes libros prácticos, sobre edición de imagen y diseño gráfico. Hasta ahora, no había publicado ningún libro de ficción. Y mi principal motivo era la complicación de esa tarea.

Cada vez que buscaba información sobre el proceso de la escritura de ficción, el tema se volvía más y más complejo. Leí opiniones de autores, sus descripciones de las formas de trabajo que les funcionaban a ellos. Pero yo no podía dedicarme a tiempo completo, y no estaba dispuesto a pagar por software dedicado (como Scrivener) sin saber si me iba a funcionar a mí.

Pero a mediados de 2016 me crucé con un artículo que me sorprendió, me asustó e hizo que mi imaginación se disparase: Un anuncio de que el neurocirujano Sergio Cannavero iba a intentar un trasplante de cabeza completa a finales de 2017.

Ese post (que, por cierto, está incluido en la referencia del libro, al final) se hubiera quedado en eso, sólo una curiosidad.

Pero a lo largo de varios meses, casi hasta junio de 2017, han ido apareciendo otros artículos de tecnología y ciencia, sobre temas relacionados – y otros no tanto. Poco a poco, pude organizar una posible trama, con unas pinceladas de cómo sería el punto de partida y el final. Entre medio, ha pasado casi un año y medio, completando el hilo y añadiendo información, personajes y una historia, que ha terminado en este libro.

Y otro punto importante fue el de la línea temporal. Claramente, si quería que mi trama sucediese en el futuro, debía publicarlo “ya mismo”, para incluir una referencia a ese trasplante en tiempo pasado. Pero también debía colocar a los personajes en su momento justo. Uno de ellos, Ana (no voy a dar mucha más información…) fue la clave para definir las fechas en las que sucede toda la acción del libro.

Aún así, me temo que la tecnología irá mucho más rápido de lo que planteo, quizá con mucha discusión moral de fondo. Pero “necesitaba” que la acción sucediese alrededor de 2030, para justificar la edad de Ana.

Pues bien, la esperada operación de trasplante de cerebro, la trama del libro, y (por supuesto) la posibilidad de presentarlo al concurso de autores independientes de Amazon han hecho que pase bastante tiempo durante los últimos meses ordenando ideas, escribiendo escenas para conectarlas, y por último dando formato al libro en papel, para proporcionar una experiencia satisfactoria a mis lectores.

¿Ha sido precipitado? ¿Quizá hubiese debido esperar al año que viene? Seguramente, podrás argumentar que le falta contenido. Más profundidad en los personajes, escenas para redondear las explicaciones. Pero yo creo que no. Sé que el libro será “raro”, y quizá incluya demasiada información técnica. Pero pienso que los libros se escriben (al menos en parte) por sí mismos, y este ya está terminado…

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Resurrección – Ya a la venta

¡Por fin! Tal y como avancé en este post, he conseguido terminar mi primer libro de ficción y presentarlo al concurso de autores independientes de 2017 organizado por Amazon.

El título ha sido, finalmente, “Resurrección“. Tuve otras alternativas, como por ejemplo “Forever”, o “Para siempre”. Sin embargo, me pareció que el primero era más llamativo – al menos en la portada.

Tal y como prometí, voy a preparar una pequeña serie de entradas en este blog (esta es la primera) para describir lo que ha supuesto este libro para mí: el cambio de “mentalidad” a la hora de escribir, el proceso que he seguido, la justificación de mis prisas, los (discutibles) problemas del libro…

En cualquier caso, mi libro ya está disponible, tanto en versión electrónica como en papel. Según las reglas del concurso de Amazon, estará en exclusiva hasta que se acabe el periodo de concurso a final de agosto. Desde esa fecha, comenzaré a publicarlo en mis otros canales habituales: GooglePlay (para dispositivos con Android) y Draft2Digital (que distribuye a iTunes y Kobo, entre otros muchos).

Si el libro consigue unas ventas razonables, quizá lo intente también en Casa del Libro, aunque puede que conozcas ya mis reticencias a trabajar con esa tienda.

Vuelve pronto por aquí, habrá novedades…

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

¡Nuevo! Resurrección: mi primer libro de ficción

Por fin está disponible mi nuevo libro, “Resurrección“, inicialmente sólo en la tienda de Amazon. Aquí puedes ver la versión electrónica, y aquí el libro en papel.

El motivo es que participa en el concurso de autores independientes de este año… Las reglas obligan a mantener la exclusividad hasta final de agosto. A partir de ahí, iré expandiéndolo a todas “mis” tiendas habituales: Apple iTunes y GooglePlay serán las primeras, por si tienes un dispositivo con Apple OS o con Android, respectivamente.

Además, añadiré una entrada en mi lista de libros propios, justo en esta web, y estoy preparando una serie de posts para presentar mi libro, y un par de curiosidades a su alrededor.

Sobre el libro: A partir de varios artículos que he ido encontrando durante el último año y medio, he intentado contar una historia sencilla pero, en mi opinión, preocupante… al final del libro puedes ver una lista de estos artículos, junto con la traducción de alguno de ellos… Nuevas tecnologías, increíbles hasta hace unos pocos años, que serán realidad antes de lo que pensamos…

Como primer libro, seguro que tendrá muchos defectos. Quizá he intentado incluir demasiada información a coste de no centrarme en los personajes o los diálogos. Me encantará que lo leas y me dejes tu opinión.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail