Revolución


En 2040, la cibernética sigue trabajando en la mejora de los cuerpos robóticos para implantes de cerebros humanos. Los ciborgs son ya algo habitual, con varios miles de individuos en todo el mundo.

Francisco Sánchez, primer ciborg reconocido oficialmente como tal desde la Organización de las Naciones Unidas, es llamado a consulta con motivo del anuncio de las Primeras Olimpiadas Ciborg, promovidas por la empresa americana WorldBorg.

Pero su labor de experto en cibernética (desde el lado de la investigación, pero también como primer paciente) le lleva hasta Múnich, en Alemania, donde se ha registrado el primer suicidio de un ciborg. La autopsia del primer cadáver destapará una trama ilegal de desarrollo de cuerpos robóticos modificados, que salpicará a varias empresas punteras.

Ahora, Francisco podría convertirse en su objetivo… Nadie quiere perder su parte de ese nuevo negocio.

Cómpralo ya en Amazon.es

Comentarios cerrados.