Justificación…

La siguiente entrada de esta serie de posts es, necesariamente, la de la justificación del libro. ¿Por qué ahora?

Como sabrás, llevo casi cinco años publicando diferentes libros prácticos, sobre edición de imagen y diseño gráfico. Hasta ahora, no había publicado ningún libro de ficción. Y mi principal motivo era la complicación de esa tarea.

Cada vez que buscaba información sobre el proceso de la escritura de ficción, el tema se volvía más y más complejo. Leí opiniones de autores, sus descripciones de las formas de trabajo que les funcionaban a ellos. Pero yo no podía dedicarme a tiempo completo, y no estaba dispuesto a pagar por software dedicado (como Scrivener) sin saber si me iba a funcionar a mí.

Pero a mediados de 2016 me crucé con un artículo que me sorprendió, me asustó e hizo que mi imaginación se disparase: Un anuncio de que el neurocirujano Sergio Cannavero iba a intentar un trasplante de cabeza completa a finales de 2017.

Ese post (que, por cierto, está incluido en la referencia del libro, al final) se hubiera quedado en eso, sólo una curiosidad.

Pero a lo largo de varios meses, casi hasta junio de 2017, han ido apareciendo otros artículos de tecnología y ciencia, sobre temas relacionados – y otros no tanto. Poco a poco, pude organizar una posible trama, con unas pinceladas de cómo sería el punto de partida y el final. Entre medio, ha pasado casi un año y medio, completando el hilo y añadiendo información, personajes y una historia, que ha terminado en este libro.

Y otro punto importante fue el de la línea temporal. Claramente, si quería que mi trama sucediese en el futuro, debía publicarlo “ya mismo”, para incluir una referencia a ese trasplante en tiempo pasado. Pero también debía colocar a los personajes en su momento justo. Uno de ellos, Ana (no voy a dar mucha más información…) fue la clave para definir las fechas en las que sucede toda la acción del libro.

Aún así, me temo que la tecnología irá mucho más rápido de lo que planteo, quizá con mucha discusión moral de fondo. Pero “necesitaba” que la acción sucediese alrededor de 2030, para justificar la edad de Ana.

Pues bien, la esperada operación de trasplante de cerebro, la trama del libro, y (por supuesto) la posibilidad de presentarlo al concurso de autores independientes de Amazon han hecho que pase bastante tiempo durante los últimos meses ordenando ideas, escribiendo escenas para conectarlas, y por último dando formato al libro en papel, para proporcionar una experiencia satisfactoria a mis lectores.

¿Ha sido precipitado? ¿Quizá hubiese debido esperar al año que viene? Seguramente, podrás argumentar que le falta contenido. Más profundidad en los personajes, escenas para redondear las explicaciones. Pero yo creo que no. Sé que el libro será “raro”, y quizá incluya demasiada información técnica. Pero pienso que los libros se escriben (al menos en parte) por sí mismos, y este ya está terminado…

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *