Y en abril, llegué a mil – un poco de (mi) historia

Parece que fue ayer. Pero no, todo esto comenzó en 2011, hace ya siete años. En aquél momento, trabajando todavía en España, me crucé con la empresa Wikio Experts, que pretendía ser un portal de información práctica sobre multitud de temas. Para iniciar su andadura, abrieron su redacción “virtual” a todo el que quisiera trabajar, escribiendo artículos breves sobre esos temas. Yo decidí intentarlo, y durante unos meses estuve colaborando con ellos, escribiendo pequeños textos (de unas 400 – 500 palabras cada uno) sobre informática, fotografía y electrónica de consumo, principalmente.

Fue mi primera experiencia con el trabajo “online”; Wikio pagaba un fijo (unos pocos euros) por cada artículo aceptado, más un poco (del orden de un céntimo) por cada visita. En pocos meses me saqué un par de cientos de euros – que reinvertí rápidamente en mi NAS Synology casero, que todavía está en marcha (tras un cambio o dos de discos duros, desde entonces). Desafortunadamente, Wikio no consiguió sus objetivos como empresa, y cedió todos sus contenidos a otra empresa similar – pero no igual. Y sin pedir mi opinión…

En este caso, la nueva empresa era (y es) Over-Blog, y su concepto era algo diferente: Cada autor trabajaría en un “blog” temático, al que Over-Blog añadía su propia publicidad. Los autores se llevaban ahora sólo una comisión de esta publicidad, también basada en el número de visitas (y otros parámetros SEO). Obviamente, mis incresos cayeron en picado (Over-blog prohíbe expresamente añadir publicidad propia). En mi caso, el interés por publicar allí cayó con los ingresos, y lo orienté más hacia un blog que hacia los contenidos técnicos. Todavía hoy puedes acceder a ese blog, en esta dirección: http://albertog.over-blog.es. Pero no esperes muchas actualizaciones de mi parte allí.

Pero fue entonces (2012) cuando me entró el gusanillo de la escritura técnica. Unos meses después, acababa publicando mi primer libro, “Blanco y Negro con The GIMP“, maquetado con la aplicación gratuita Scribus (y todas las imágenes editadas con el propio GIMP). Fue también mi primer contacto con el imperio de Amazon – que era el único que por aquellas fechas trabajaba con esas condiciones a nivel mundial. Desde agosto de 2012, en que publiqué ese libro, han seguido muchos de ellos, tanto en papel (a través de la filial de Amazon para impresión bajo demanda, CreateSpace) como en versión electrónica, desde KDP (Kindle Direct Publishing).

Aquel primer libro era imposible de publicar, con esa composición, como libro electrónico. Pero le siguieron varios, dedicados a la edición de imagen, la composición y la publicación online, que preparé específicamente para ambos soportes (papel y ebook). Alcancé a publicar tres libros por año en 2013, 2014 y 2015, más un recopilatorio de muestra el mismo 2015, consiguieron lo que nunca hubiese imaginado: vender mis propios libros. Como siempre, tienes una lista de mis libros “activos” en el enlace http://libros.agbdesign.es/libros-propios.

Unos pocos al mes, pero mis libros se venden. Con el tiempo, después de una labor más o menos intensiva de promoción y la participación en diferentes foros y blogs, los libros tienen vida propia, y todavía me sorprendo cuando Amazon me reporta ventas de un libro que ya tiene dos o tres años de rodaje. De hecho, en abril se vendieron dos unidades de “Blanco y Negro con The GIMP”, en papel.

Y no acabó todo allí. Hasta que Amazon sacó su “app” para tablets y móviles, la lectura de libros electrónicos de su tienda estaba limitada a los dispositivos Kindle. Claramente, estaban dejando todo un mercado fuera. Así que, después de un tiempo de investigación, conseguí publicar en la tienda GooglePlay (para vender mis libros a dispositivos con Android) y me crucé con Draft2Digital, un “integrador” que hace de intermediario con una docena de tiendas distintas, incluyendo iTunes, Kobo y Scribd..

Poco a poco, mis libros iban alcanzando más tiendas, más mercados… y más lectores. De estos lectores, comenzaron a llegar las primeras críticas y reseñas en tiendas online, lo que ayudaba a conseguir más ventas, y me permitía a dedicarme a otras cosas.

En 2016 inauguré esta página (junto con su gemela dedicada a la fotografía, que tengo algo olvidada), como portada para tener la última información sobre mis libros y para ofrecer mis servicios a terceros. Por ahora, los trabajos que he realizado como editor han sido muy limitados, pero me están sirviendo para conocer a gente muy interesante…

A mediados de 2017 llegué a TextBroker, una empresa que pone en contacto a escritores con gente que necesita textos. Habitualmente textos cortos (volviendo al origen, algo similar a Wikio), el pago se acuerda por adelantado, y depende de la cantidad de palabras (y de la aceptación del cliente, claro). Cuantos más textos produces (y de mejor calidad…), más subes en su ranking, con la posibilidad de tener acceso a más textos, y mejor pagados. Así que desde finales de 2017 tengo una fuente añadida de (pocos) ingresos.

Y he aquí mi hito actual: El recuento total de ingresos, euro a euro, desde 2011 acaba de pasar los mil euros. Ya sé, dirás que mil euros en siete años es muy poco. Apenas 140 euros por año, o poco más de diez euros al mes. Por ahora, estoy de acuerdo contigo. Pero date cuenta de que los ingresos por libros (que son casi dos tercios de esa cantidad) son ingresos pasivos que puedo tener, potencialmente, durante toda la vida.

Sí, sigue siendo poco. Pero, con cada nuevo libro que publico, esa cantidad sube, poco a poco. De ahí que periódicamente publique cosas nuevas: Tendrás noticias mías al respecto muy pronto. Y también estoy buscando nuevas formas de conseguir estos ingresos pasivos, si no como medio de vida sí como un aporte interesante. Ya llegarán mejores tiempos. Quiero pensar que los siguientes mil euros llegarán mucho antes de siete años… Mientras tanto, me permiten pagar, por ejemplo, el alojamiento web de esta página, en este caso en el servidor de 1&1.

Vuelve de vez en cuando por aquí, y te seguiré contando cosas sobre mi historia – y todo sobre mis otros planes… Y sobre cómo puedo ayudarte con los tuyos, si quieres.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Bookmark the permalink.

One Response to Y en abril, llegué a mil – un poco de (mi) historia

  1. Nuria says:

    ¡Muchas gracias Alberto por este post!
    Me ha parecido super interesante y super inspirador conocer tu trayectoria como escritor. Me encanta tu filosofía, tu capacidad de trabajo ¡y tu paciencia! Otros tiran la toalla, si no ven resultados inmediatos… pero está claro que esto es una maratón y, a largo plazo, funciona mucho mejor lo del ser agradecido por cada pequeña victoria. En Cataluña se dice “mica en mica s’omple la pica”. Todo suma. Gracias otra vez y… ¡Felicidades!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *