Una nueva vida para «Resurrección»

Tal y como comenté en un post anterior, estoy trabajando en la traducción de mi primera novela, «Resurrección«, al inglés. En realidad, llevo con esa traducción unos cuantos meses, en ratos perdidos. Las herramientas gratuitas de traducción online todavía no son capaces de traducir textos de ficción, y se dan cabezazos con los diálogos.

Pero esa tarea, de meses, todavía no está acabada. Esta semana he terminado una primera «pasada» por fin, revisando algunos trozos con esos traductores (y tengo que decir que todavía YO escribo mejor que ellos). Ahora, me toca una segunda pasada, en la que daré «un paso atrás» y leeré de nuevo la historia – incluso en voz alta, si no hay gente alrededor. Para ver que los diálogos son correctos, que las expresiones hechas, hasta donde llega mi inglés, son correctas. Será la fase más complicada de la traducción.

El siguiente paso será conseguir que algún amíguete nativo lo relea y me lo corrija, idealmente a cambio de unas cervezas y una copia dedicada.

Sólo entonces podré meterme en el formato del libro electrónico (ya sabes, este siempre primero) y de su versión en papel que, idealmente, tendrá un número de páginas similar al original en español. Será en ese momento en el que pueda «congelar» la portada y publicar, por fin, en inglés. Por ahora, tengo el frente actualizado (imagen de este artículo), con el último logotipo de AGB también en el montaje.

Tengo curiosidad de saber cómo recibirá el mercado anglosajón mi novela… Con suerte, será una «resurrección» de esos contenidos. Una nueva vida para «Resurrección«. Y, si todo va mínimamente bien, me pondré todo seguido con «Revolución«…

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail
Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.