Nuevo cambio de planes…

Una vez más vengo a contarte que mis libros parece que se escriben solos. Y no, no es que no me cueste hacerlo, sino todo lo contrario. La novela que tengo en marcha, y de la que te voy contando pistas poco a poco, lleva casi un año en preparación… De hecho, desde que acabé la tercera, “Rebelión“.

Tuve un parón cuando me ofrecieron sacar las tres novelas anteriores en un único volumen de tapa dura, que acabó siendo “Ciborg – Trilogía 1“, con bastante éxito (tanto en esa versión como en la habitual de tapa blanda y en formato electrónico). Además, Amazon está intentando refinar un nuevo proceso de impresión a color de bajo coste, que me hizo preparar un compilado de “Todos mis minilibros prácticos“, que también está ya disponible en esa tienda.

Así, mi cuarta novela ha ido quedándose atrás, y el objetivo que me fijé (llegar a las 90,000 palabras para el día 10 de julio) se hacía más y más improbable. Pero esa fecha estaba planteada para tener tiempo de revisarla, corregirla, editarla y maquetarla a tiempo de que participase en el concurso de Amazon para autores independientes de este año, que está en marcha ya, y cuyo cierre de participación es a finales de agosto. ¿Me quedaría sin participar este año?

En paralelo, he seguido realizando algunas colaboraciones de diseño gráfico muy interesantes, que se han “comido” también una parte de mi tiempo frente al ordenador de casa.

Sin embargo, ayer me senté por fin a releer los últimos capítulos escritos, intentando encontrar una salida al libro. Para mi sorpresa, la historia parecía sólida, a falta de un par de escenas aquí y allá. Mis personajes (han sido ellos…) han decidido, una vez más, que mi novela no será larga. 

Así que ahora estimo que la longitud final de la novela rondará las 70,000 palabras, bastante menos de lo planeado inicialmente. No sé cuántas palabras más necesitaré escribir, pero lo que sí sé es que ayer pasé de las 67,000 – lo que querría decir que estoy realmente cerca de mi objetivo.

Esto me permitiría, si todo es correcto, terminar los contenidos a final de junio, lo que me dejaría más tiempo para la preparación de los tres formatos: tapa dura, tapa blanda y electrónico. Como adelanto, ya puedes ver la parte central de la portada, que está casi lista. ¿Sabes? Ese diseño ha llevado mucho más trabajo del que pensaba… Cuando esté publicado, te contaré por qué.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail
Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.