500

Bueno, pues hoy vengo a hablarte de otro hito alcanzado. El día 7 de Febrero se vendió mi libro número 500 (entre todos). Es un número importante, de los que animan a seguir publicando cosas… En realidad, es el libro número 500 en unos cuatro años y medio – pero no deja de tener su importancia. En este caso, ha sido una copia del libro “Niveles y Curvas con GIMP” en versión electrónica, vendido en la tienda de GooglePlay (para dispositivos con Android). ¿Fuiste tú? Déjame tu comentario abajo… Al contrario que 2016, que fue un año regular en ventas para mi, 2017 comienza con fuerza. A ver hasta dónde llegamos.

Sobre la edición de libros

Escritorio

Es curioso. Poco a poco, más gente encuentra esta web, revisa mi lista de libros y comprueba que puedo ayudarles a publicar los suyos propios. Por un lado, tengo mis libros prácticos en las principales tiendas en línea, sobre maquetación (con Scribus) y publicación en Internet, tanto en formato electrónico como en papel. Y por otro lado, ofrezco mis servicios como editor, maquetador y/o diseñador en esta página (el enlace “tu libro”, aquí arriba).

Capítulos de muestra – gratis de nuevo en Amazon

Una vez más, mi libro de “Capítulos de muestra” estará disponible en formato electrónico y de manera gratuita durante cinco días (del 18 al 22 de Enero), en la tienda Amazon. Ahí podrás echarle un ojo al tipo de contenidos que hago – y sigo preparando. Espero tener nuevos contenidos publicados muy pronto, pero hasta entonces tienes ese libro con capítulos seleccionados… ¡Espero que te gusten!

Buscando nicho…

Escritorio

Ya sé. Suena macabro. Pero, al parecer, es el palabro de moda en Internet, si quieres tener tu propio negocio. Y es que Internet ha popularizado el negocio privado, en el que cualquiera con un poco de habilidad para “algo” y para tener una web en línea es capaz de generar unos ingresos dados, ya sean activos o pasivos.

Sobre Amazon y CreateSpace…

Escritorio

Si me has seguido en mis diferentes blogs, sabrás que trabajo con CreateSpace, la filial de Amazon dedicada a la Impresión Bajo Demanda (Print-on-demand, POD), para publicar mis libros en papel. Hasta ahora, ambas empresas han trabajado de manera independiente, gestionando sus bases de datos de autores, ventas y pagos de royalties. Yo, por ejemplo, tengo una cuenta diferente en cada uno de esos sitios web. Ambas empresas realizan también declaraciones de impuestos separadas sobre esos beneficios, por lo que recibo un formulario 1042-S de cada una.

Libérate

O, dicho en otras palabras, ¿Por qué no utilizar tipos de letra gratuitos? Quizá no te lo hayas planteado nunca, pero de la misma manera que tú puedes crear algo (lo que sea: una fotografía, un libro, una pintura) y tienes la propiedad intelectual sobre ese “algo”, en algún momento ha habido alguien que ha creado los tipos de letra que utilizas habitualmente. Algunos de ellos tienen muchos años de historia (incluso adaptados de las imprentas tradicionales), y otros son recientes, quizá desarrollados con una aplicación específica en mente. En la actualidad, es normal que los sistemas operativos (ordenadores, teléfonos móviles…) introduzcan nuevos tipos de letra dentro de sus nuevas características. Pues bien, en muchos casos estos tipos de letra (que puedes encontrar en Internet) son “de pago”, e implican un coste por su utilización en tus publicaciones – mucho más, si piensas obtener un beneficio económico de las mismas. … Leer más…

Planteando una nueva estrategia

Have ya algo más de cuatro años que comencé con esto de escribir y publicar mis libros de manera independiente. Desde entonces, tengo casi una decena de libros “activos”, algunos de ellos incluso en versiones revisadas, corregidas y extendidas. Sin embargo, las ventas no son como para tirar cohetes – y de hecho sigo con mi trabajo “de verdad”, del que tampoco me puedo quejar. Reconozco que no hago mucha promoción (salvo mantener esta página y participar en un par de foros especializados), pero siempre pensé que mis libros prácticos tendrían un público más amplio…

Mil al día es una buena cifra…

Una de las preguntas filosóficas en esto de escribir es cuánto se tiene que escribir por día, para considerar que se lleva un ritmo “adecuado”. Pues bien, acabo de hacer esa pregunta en un foro especializado, ya veremos lo que contesta la gente… En mi caso, puede que ya sepas que no me dedico a esto de manera profesional – al menos, por ahora. Escribo en ratos sueltos (¡muy sueltos!), quizá durante mis viajes de trabajo, en el avión. O bien por la noche, en un hotel perdido en cualquier sitio. También escribo en casa, pero no suelo tener mucho tiempo libre – o muchas fuerzas, al final del día. De todas formas, mi promedio suelen ser unas 500 – 1.000 palabras por día. En un libro “de bolsillo”, eso deberían ser unas tres páginas completas, como mucho. ¿Es mucho o poco? Ni idea… en cualquier caso, si consigo tener … Leer más…

¿Bloqueo de escritor? No tengo tiempo para eso…

Vaya, he estado mirando el estado de mis publicaciones pendientes, y debo decir que tengo muchísimas cosas sin terminar. Y es que, en realidad, no he dedicado apenas tiempo a escribir. Estos últimos meses siempre ha habido algo con más prioridad, ya sea la familia, el trabajo,… o simplemente el cansancio. Por motivos de trabajo estoy pasando el verano fuera de mi lugar de residencia: estoy “desplazado” en un pequeño pueblo al sur de Versalles, cerca de París. Y el tipo de trabajo, más físico de lo que estoy acostumbrado, me deja cansado, pensando únicamente en la cama del hotel. Además, este viaje no he venido solo, y ceno con el resto del equipo, en la misma situación que yo (o quizá peor, ya que ninguno habla francés).

PDF o epub…

Últimamente me están llegando preguntas a través del formulario de contacto sobre si es posible publicar un libro electrónico desde un archivo en PDF. Pues bien, en teoría sí es posible, por supuesto. Hay programas como Calibre que permiten pasar de un formato de archivo a otro de manera sencilla, de forma que podamos subir el archivo adecuado a la web de nuestro editor favorito. Sin embargo, hay algunas diferencias que deben quedar claras, y que si no se tienen en cuenta pueden arruinar el aspecto de nuestro libro en un lector electrónico.