Sobre los premios literarios…

Salvar el fuego – Guillermo Arriaga Premio Alfaguara 2020

Estos días hemos tenido, en el foro de autores independientes de KDP (Amazon) una interesante discusión sobre la legitimidad de los premios literarios más importantes. Escándalos e irregularidades aparte, muchos autores tienen la sensación de que está todo decidido desde el comienzo, y que la participación es como una lotería, esperando a que la editorial de turno eche un ojo a nuevos autores – eso sí, de cara a una relación comercial posterior, ya fuera del concurso.

Y la forma en la que presentan y escriben las bases de sus convocatorias tampoco son tranquilizadoras. En muchos casos, se habla de la cesión total de todos los derechos sobre el libro, por un periodo determinado, incluyendo diferentes versiones y formatos (papel, electrónico, audiolibro), junto con las traducciones y cualquier otro producto derivado que se pudiese imaginar: desde productos relacionados directamente con el libro… hasta los derechos sobre una potencial película, por ejemplo.

La discusión, en este caso, ha sido sobre si el valor del premio (125,000€ en caso del Premio Alfaguara, 600,000€ el Premio Planeta) era justo para el autor. Por supuesto, es otra liga. Ningún autor independiente (realista) en KDP espera cobrar esas cantidades con un libro (ni con muchos…). Pero, si una editorial es capaz de asignar esa cantidad para un precio cada año… ¿Cuánto beneficio obtendrán de su edición y venta, y cualquier otra cosa que venga detrás?

Por supuesto, esos premios cambian la vida de quien los recibe. Y no sólo por la publicación, promoción y venta de la obra por parte de estas editoriales, sino por la promoción personal del propio autor, que puede intentar dar un empujón al resto de su obra. En ese sentido, quizá la cesión de los derechos de un libro concreto puede generar actividades secundarias, casi tan importantes como el premio en sí mismo.

Y cualquier autor de KDP / Amazon seguramente aceptaría esos premios – no se me ocurre el motivo para no hacerlo. Quizá un premio de estos se puede “estirar” algo menos en España que en Iberoamérica, y habría que ver cómo se queda, después de descontar los impuestos. Yo estaría dispuesto a comprobarlo 🙂

Mientras tanto, estamos esperando la publicación de la listas de finalistas del Premio Storyteller 2020 de Amazon para autores independientes, que debería hacerse pública en una o dos semanas. Vuelve por aquí, y te informaré puntualmente…

Y tú, ¿Qué opinas de los premios literarios? ¿Crees que están asignados desde el inicio, o tienes fe en un ejército de lectores profesionales que determinarán qué obra tiene el mayor valor de las presentadas a un concurso dado?

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail
Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.