Opinión: Libro de tapa dura

 

Como escribí hace un par de días en esta misma web, acabo de publicar mi primer libro con tapas duras. Ha supuesto todo un reto técnico, sobre todo el diseño de la portada, que es diferente de la necesaria para los libros de tapa blanda. Por ejemplo, el diseño de la imagen debe sobresalir 15 milímetros alrededor, para permitir el doblado sobre el cartón, que en este caso era de 2 milímetros de grosor.

Esta solapa se pega al cartón, y se cubre con una contratapa, en este caso blanca (el impresor no me dio la opción de incluir contenidos o texturas en esta hoja). La contratapa blanca hace de primera página, añadida al archivo PDF original que envié a la imprenta. Esto le da un toque más elegante y profesional al libro, e impide que se pueda dañar la primera página de contenido.

  

Además, ambas tapas (delantera y trasera) incluyen una pequeña sección sin cartón interior, para permitir el doblez al abrir el libro. Así que el diseño que yo tenía en mente está “estirado” a ambos lados del lomo, y en esa zona no puede haber contenidos (letras, imágenes) aparte del fondo.

En cualquier caso, me ha gustado el resultado, aunque he visto algún problema, seguramente debido a la impresión bajo demanda, que debe tener una parte del proceso muy automatizada. Así, como puedes ver en las imágenes de arriba, el lomo está encuadernado en recto, y no ligeramente curvado. Quizá, con el tiempo, llegue a curvarse un poco, ya veremos. En cualquier caso, la apertura para leer es correcta, y se siente robusta.

La portada en sí misma está hecha con cuatricromía y (en mi caso) un laminado mate, para evitar reflejos. Este impresor no me permitió añadir una cubierta separada que, por ejemplo, hubiese permitido añadir contenidos en el interior. Los textos se len bien. Lo único, quizá, es que han colocado un recuadro doble alrededor del código de barras del ISBN, que le da un aspecto algo raro.

En el caso de este libro concreto, lo pedí con papel crema (para evitar el aspecto de “fotocopia”) e impreso en tinta negra. Esta tiene la suficiente resolución como para poder incluir imágenes en el interior, como hice yo con las portadas de los tres libros de la serie original.

En resumen, estoy muy satisfecho con el acabado de mi primero libro con tapa dura. Entiendo que el elevado precio de venta, forzado por la encuadernación, hará que muchos lectores se inclinen por la versión en tapa blanda (unos euros más barata), o incluso por el libro en formato electrónico. Pero “necesitaba” publicar un libro en este formato, estaba en mi lista de cosas por hacer…

Por último, aquí tienes algunas fotos para que te hagas una idea del tamaño. Por una parte, lado a lado con la fantástica “Lucifer“, de Jorge Balderas, también editada en 6 x 9 pulgadas, pero en tapa blanda. Y por otra parte, comparado con las tres novelas que incorpora y que, en este caso, están maquetadas en 5 x 8 pulgadas, aproximadamente 12,5 x 20 cm:


Datos técnicos del libro: 

ISBN: 979-8707350320

Medidas: 15,24 x 22,86 z 3,99 cm (6 x 9 x 1,57 pulgadas), 912 g.

Márgenes utilizados: 1,5 cm en el exterior, 1,75 cm arriba y abajo, 2 cm en el lomo. Fuente Garamond, tamaño 10,5 pt (41 líneas por página)

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail
Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.