Nuevo: Anuncios en Amazon (parte I)

Vamos a ver. Sí, acabo de publicar la trilogía de mis novelas de ciencia-ficción en un único tomo (lo puedes ver aquí). Pero estoy metido en un montón de cosas a la vez, y habrás comprobado que apenas hago promoción. Las ventas se resienten, de manera lógica, pero no tiene sentido hacer una gran inversión para que alguien me prepare una campaña de publicidad “de verdad” de la que nunca recuperaría el coste.

Sin embargo, he decidido que voy a intentar usar el servicio de promoción de pago de Amazon, que funciona con “pago por clic” en su propia tienda. El coste es ajustable y (en principio…) razonable, y mi libro “Ciborg” comenzará a aparecer en algunas páginas de la tienda, si se cumplen ciertas condiciones. Déjame que me meta un poco en el lado técnico.

Amazon tomará la información de mi libro y la presentará en las listas de resultados (con una etiqueta “Promocionado”) cuando la gente busque libros similares. En mi caso, el libro está registrado como “ciencia ficción”, y también en la categoría “ciencia ficción dura”, con algunas palabras clave como “ciborg”, “robot”, “tecnología”… Son palabras genéricas, por lo que debería ser fácil que alguien busque esos términos dentro de las categorías citadas. Pero esto también significa que tendré mucha competencia a la hora de mostrar mi anuncio. Y, ¿Cómo decide Amazon si muestra mi anuncio o el de otro libro similar?

Aquí es donde entra en juego el ajuste del sistema de anuncios. Es muy complejo. O bien, todo lo complejo que quieras. Yo, para comenzar, decidí usar solo la información básica ya disponible. Y es que Amazon permite incluir CIENTOS de palabras clave para aparecer en las búsquedas, y además tiene un sistema de “pujas” para el precio de cada clic conseguido (enseguida te cuento esto). Si introduces una palabra o expresión poco frecuente (digamos “trasplante de cerebro”), hay muchas posibilidades de aparecer en las búsquedas, aunque se puje con una cantidad pequeña. Sin embargo, la palabra “robot” dará como resultado miles (¿millones?) de libros, y aquí Amazon mostrará el libro que más pague por el espacio de publicidad.

Por supuesto, no sería honesto que Amazon cobrase al anunciante si no muestra el anuncio. Así que la manera de trabajar es ligeramente diferente, y puede que te resulte curiosa. Cada vez que Amazon muestra “mi” anuncio en una página de resultados de búsqueda o como propuesta en una página de libro (“los que compraron este libro también compraron…”) se cuenta como una “impresión” del anuncio. Pero Amazon sólo me cobrará si el visitante hace clic en este, abriendo efectivamente la página de producto. De manera que a mí me cargan un “coste por clic” (CPC), hasta llegar al límite diario que he decidido – en mi caso, apenas un euro.

La experiencia de otros autores en Amazon dice que se consigue un clic por cada mil o dos mil impresiones. Y de ahí, quizá se llegue a una venta real cada diez o veinte clics. De esta forma, debería conseguir entre diez mil y cuarenta mil impresiones (¡!) para que esta campaña de publicidad me proporcione una venta. Y dado que mi comisión por cada venta de “Ciborg” es de alrededor de dos euros, decidí fijar mi “coste por clic” alrededor de 0,20€, de manera que, idealmente, una venta cada diez clics cubriría los gastos de la campaña, que estará activa desde hoy hasta el 23 de abril, día del libro en España.

Una vez pasado el día del libro, escribiré una nueva entrada en esta web para presentarte los resultados. La campaña durará algo más de tres semanas, y hoy por hoy dudo que llegue a las mil impresiones. Así que conseguir media docena de clics me parece casi imposible, y que haya UNA venta desde la publicidad de pago es un sueño. Pero vamos a esperar, a ver qué sucede. Más adelante, quizá intente repetir la campaña, modificando alguno de los parámetros configurables, para ver si hay alguna diferencia notable.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail
Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.