Contaminación

Últimamente estoy consiguiendo ver algunas series de ciencia ficción, a ratos perdidos. Veo capítulos a medias en mi hora de comer (cuando teletrabajo desde casa), o bien por la noche. En cualquier caso, mi ritmo de visionado es muy lento, compartido por mis ratos de lectura y escritura.

Altered Carbon - Sleeve Storage

Altered Carbon – Sleeve Storage.jpg / FR-Wikimedia Commons

Sin embargo, me estoy encontrando con series que coinciden, al menos en parte, con las ideas que planteo en mis libros. Por ejemplo, en “Altered Carbon” me sorprendió ver coches voladores, y comunicadores insertados en las lentillas. Lo mismo que la idea de descargar la memoria a un dispositivo más o menos externo, o del implante de la consciencia en un cuerpo de repuesto (“funda”, en AC). No te contaré más. Si te gusta la ciencia ficción (y un poco de sangre…), esta serie es recomendable.

Eso sí, Altered Carbon (en Netflix) es una adaptación de la novela original de Richard K. Morgan, y se incluyeron o modificaron algunas cosas para hacer la serie más espectacular. Quizá el coste de esa adaptación fuese uno de los motivos por los que Netflix canceló su continuación, después de la segunda temporada.

En cualquier caso, lo que me ha preocupado ha sido el ver que el libro original se escribió en 2002… Y os puedo asegurar que no lo he leído. Y tampoco recuerdo haber oído o leído comentarios acerca del mismo. Pero mis novelas utilizan conceptos similares. Quizá no tan extremos, porque yo intento acercar más mis tramas a la realidad actual.

Ahora, mientras estoy trabajando (¡muy despacio!) en mi cuarta novela, me he cruzado con la serie “Upload” (también en Netflix). El concepto es diferente, pero también juega con la idea de volcar toda la consciencia de una persona en una memoria externa, en este caso en una “nube” de una empresa comercial, jugando en este caso con problemas más cotidianos, como las compras dentro de las “apps”.

Pero en Upload revisan el tema de las conversaciones entre personas vivas y entes descargados en esa nube, a partir de personas a punto de fallecer. Se genera un mundo virtual en el que pueden interaccionar de manera natural.

Ciborg - Trilogía 1

“Ciborg – Trilogía 1” incluye muchos de estos temas…

Claramente, se retoman temas “clásicos”, desde la idea del “Genio Maligno” de Descartes, adaptada por Hilary Putnam en su “cerebro en una cubeta”, pasando por Matrix y su mundo virtual indetectable para los “enchufados”. Por supuesto, me consolaré pensando que todos los genios pensamos de la misma manera, ya sabes. La alternativa sería que, de alguna manera, todos tuviésemos una idea de lo que va a suceder, y el destino está más o menos definido por adelantado…

También puedes pensar que todos los “frikis” de la ciencia ficción leemos de las mismas fuentes de información (estoy casi seguro de que es así) y hemos tenido una educación o una infancia similar. Algunas ideas “modernas” en la ciencia ficción (como los comunicadores integrados en lentillas electrónicas) son bastante recientes, y basados en propuestas reales de investigadores científicos.

Los coches voladores, por el contrario, han sido algo recurrente desde hace casi un siglo (con algunos prototipos desde los años 50 del siglo pasado). La idea de Elon Musk de desarrollar el “Neuralink” para grabar la estructura cerebral… está en libros como el propio Altered Carbon. Así que no es nada nuevo.

Lo que me lleva a pensar en que todo está escrito ya, y los escritores (entre los que me quiero incluir) sólo adaptamos, mezclamos, corregimos... ideas, intentando aportar nuestro punto de vista y nuestro estilo personal de escritura. No quiero darle muchas vueltas a esto… sería capaz de dejarlo. Pero sí hay otros temas interesantes para futuras entradas, sobre el impacto de esta educación en la forma de escribir y pensar. Por qué la ciencia ficción China se está poniendo de moda, o las novelas policíacas escandinavas.

En cualquier caso, tengo que asumir que sufro una “contaminación” constante de otras ideas, de otros libros y películas, y que no puedo escapar a su influencia. Tendré que aprender a vivir con ello, buscando la forma de diferenciarme de lo que ya hay publicado, recopilando información útil que pueda incluir en mis novelas como punto diferenciado… ¿Lo conseguiré?

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail
Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.