Apenas 500 palabras…

Poco a poco, mi tercer libro de ficción va tomando forma. Si me sigues en esta web, o en cualquiera de las redes sociales, sabrás que tengo un método para escribir más o menos claro, y que intento seguirlo siempre que puedo.

Pues bien, en estos momentos estoy terminando con los contenidos planificados. He tenido un par de cambios en el argumento, y mis personajes han hecho (dentro de unos límites…) lo que les ha dado la gana.

Las buenas noticias son que me quedan menos de 500 palabras en esos “resúmenes” que voy intercalando entre mis textos terminados. Eso es, en un libro en papel, apenas una página y media de notas.

Pero, por supuesto, hay un lado negativo: Esas 500 palabras describen el desenlace y un par de escenas finales del libro, y deberían extenderse unas cincuenta páginas más… O entre quince mil y veinte mil palabras. Todos mis personajes están nerviosos, cada uno de ellos esperando tener sus quince minutos de fama.

Ahora es cuando comienza mi carrera particular contrarreloj. Tal y como está la situación, mi trabajo “de verdad” requiere más y más trabajo (aunque sigo trabajando a tiempo parcial) y, seguramente, todo volverá a la normalidad en unas semanas. Se me acaba el tiempo “extra” para escribir.

Además, ya he comentado en esta web que el concurso de Amazon para autores independientes  de 2020 ya está abierto a la participación – así que tengo que darme prisa, si quiero participar y que mi libro consiga una buena posición en el “escaparate virtual” de Amazon.

Y, por supuesto, acabar de escribir no es el final. Falta toda la labor de corrección y edición. Yo calculo que podría estar listo en un mes, si me pongo en serio y le dedico tiempo. ¿Conseguiré tener el libro listo a finales de junio?

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail
Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.